Se encuentra usted aquí

El Ayuntamiento de Broto reclama un cambio de rumbo del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración

Broto reclama un cambio de rumbo del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración

Foto: SobrarbeDigital.

El Ayuntamiento de Broto ha aprobado a propuesta de CHA y por unanimidad del Pleno Municipal, una propuesta de resolución para solicitar al Gobierno de Aragón un cambio de rumbo total del Plan Aragonés de Saneamiento y Depuración que se diseñó en tiempos del PSOE-PAR.

El Pleno Municipal solicita a la DGA que facilite la recuperación de competencias por parte de los ayuntamientos interesados, anulando los correspondientes convenios incumplidos, de forma que cada ayuntamiento pueda licitar la depuradora que entienda adecuada para su municipio.

También se solicita a la DGA que promueva tarifas progresivas que permitan recuperar los costes del ciclo integral del agua incluyendo penalizaciones, exenciones e incentivos que garanticen el acceso universal de los ciudadanos a servicios de alta calidad, una gestión de la demanda eficiente y el sostenimiento financiero del ciclo integral del agua.

Por último, el Pleno Municipal exige al Gobierno de España que suprima las multas promovidas por la CHE contra los ayuntamientos, y suscribirá el manifiesto “Compromiso por la gestión pública del Agua”, ante la necesidad de poner freno a nuevas estrategias trasvasistas y presiones privatizadoras, apostando por la gestión pública de servicios de agua y saneamiento.

“En todo este proceso se ha puesto de manifiesto el incumplimiento de lo acordado en la cesión de competencias de saneamiento que se hizo al Instituto Aragonés del Agua, en la medida que no ha construido las depuradoras en los municipios en el plazo previsto”, ha afirmado José Ramón Ceresuela, portavoz de CHA en el Ayuntamiento de Broto.

“Parece evidente que el cobro del ICA a vecinos y vecinas de municipios que no tienen servicio de saneamiento supone una irregularidad y una injusticia, por no haberse construido las depuradoras comprometidas, así como el cobro del máximo Canon de Vertido y de importantes multas a sus ayuntamientos, por parte de la CHE, sabiendo que la competencia de saneamiento fue cedida hace años al IAA (DGA)”, ha señalado Ceresuela.