Se encuentra usted aquí

La DPH finaliza la reforma integral del acceso a Castejón de Sobrarbe

La DPH finaliza la reforma integral del acceso a Castejón de Sobrarbe, mientras algunas familias se instalan en la zona

Foto: SobrarbeDigital.

En una zona que diariamente hace frente a quedarse sin habitantes en algunos pueblos, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha finalizado la mejora del acceso que comunica las localidades de La Pardina, Latorre y Castejón de Sobrarbe, en el municipio de Aínsa, con la carretera A-138. La actuación en esta carretera de titularidad provincial forma parte de los programas en vías municipales y provinciales, para los que solo en un año la DPH ha destinado 5 millones de euros a las que sirven de acceso a pequeñas poblaciones.

Mientras cinco nuevas familias abrían otras tantas casas en estas localidades del Biello Sobrarbe, 375.700 euros de la Diputación de Huesca llegaban para renovar totalmente los más de 7 kilómetros de la carretera HU-V-3611 que enlaza con la de El Grado al túnel de Bielsa y finaliza en Castejón de Sobrarbe, donde viven a diario ocho personas y en toda la zona pueden alcanzar los 120 en la época que ahora comienza.

La Diputación continúa actuando en la red secundaria de carreteras, con más de 1.500 kilómetros, a lo largo del último año y hasta la fecha se han llevado a cabo una treintena de actuaciones -solo referidas a localidades reducidas- en un entramado viario de cuyo mantenimiento se encarga la administración provincial y que llega hasta el último núcleo de población habitado, conectándolo por carretera, a su vez, con otros ejes de comunicación.

Después de haber limpiado márgenes y pequeños desprendimientos, en el proyecto de la HUV- 3531 se ha apostado fundamentalmente por sustituir todo el firme, encontrándose en muy mal estado, con el ensanche del trazado en algunas curvas y el revestimiento de cunetas en los tramos más estrechos, de un ancho de calzada inferior a los 4 metros, de cara a que pueda circular el transporte escolar o camiones y tractores y tras escuchar las peticiones de los vecinos de estas poblaciones.

Los trabajos, en los que había puesto mucho empeño y tiempo quien hasta hace poco fue diputado provincial de Obras, Armando Borraz, han contemplado la disposición de barreras de seguridad con la colocación de barandillas y biondas en los cuatro pontones a su paso, obras de fábrica para la recogida de aguas, malecones y muretes en algunos puentes, además de acondicionar el acceso a los caminos existentes, señalizar y pintar el eje en todo el tramo de 7,1 km.

La constructora aragonesa Vialex ha sido la encargada de ejecutarlos durante los últimos meses. Fue hace más de ochenta años cuando se realizó la explanación de esta carretera que se terminó el 12 de mayo de 1936, tal como se puede leer en el puente a la entrada de Castejón.

El trazado partiendo desde esta población es similar al que existía antes de acometer las obras y discurre entre la subida al Planed y la zona conocida como Portiella al camino a la iglesia Latorre, el puente la Solana, coincidiendo aproximadamente con la mitad de la longitud de la vía que continúa por el barranco del Rey y el camino San Antón hasta llegar al monte de Mediano.

Entre las más de veinte localidades dependientes del Ayuntamiento de Aínsa-Sobrarbe con una población total que no supera los 1.000 habitantes -sin contar los residentes en la capital-, la DPH también ha actuado en los últimos meses en el mantenimiento ordinario de otras vías del municipio, como es el caso de la que va de Lamata a Mondot, la carretera entre Latorrecilla y Aínsa o el acceso a la ribera de Guaso.